miércoles, 11 de mayo de 2011

Tema 16. La guerra civil española (1936-1939)

I. La sublevación militar y el estallido de la guerra civil
Cuando el gobierno de la Repúblicaenvió a Mola a Pamplona, con el fin de separarlo de sus "colegas" de posibles conspiraciones, no se imaginaba que ese destino iba a ser el ideal para planificar, con total tranquilidad, el golpe militar contra el legítimo gobierno de la nación. Desde la capital navarra, coinciediendo con los Sanfermines, coordinó y puso a punto todo lo relativo al levantamiento.


Dragón Rapide (Jaime Camino, 1986) 

El 17 de julio de 1936, la insurrección militar se inició en Melilla. Desde allí se extendió rápidamente al conjunto del protectorado de Marruecos. El 18 y 19 de julio, el golpe se extendió a la península y los archipiélagos. Mientras el gobierno de Casares Quiroga reaccionaba con lentitud ante los acontecimientos, Franco, trasladado en avión desde Canarias, se ponía al mando de la rebelión en África.


Noticias de una guerra (Eterio Ortega, 2007) 

A pesar de las primeras medidas del gobierno de la república,  las tropas de África comienzan a cruzar el estrecho. Sin embargo el golpe no triunfa en toda España. En Madrid o Barcelona, los golpistas son frenados y detenidos, pero en otras zonas de España no ocurre los mismo. El país queda dividido en dos. La guerra parece inevitable.

 

El golpe triunfó en Galicia, Castilla-León, Navarra, con el general Mola en Pamplona, Andalucía Occidental, con Queipo de Llano en Sevilla, Baleares, excepto Menorca, con el general Goded que después se desplazó a Barcelona para ponerse al frente de la insurrección, y Canarias, desde donde Franco, tras asegurar el triunfo del golpe en el archipiélago, se desplazó a Marruecos el día 19 para ponerse al frente del ejército de África. También triunfó en enclaves aislados como Oviedo, con el general Aranda, Granada, donde tuvo lugar el asesinato de García Lorca, y Zaragoza con el general Cabanellas.

El golpe fracasó en Asturias, Cantabria y parte del País Vasco, donde el PNV colaboró finalmente con la República, Cataluña, Levante, Madrid, Castilla la Mancha, Murcia y la zona oriental de Andalucía. Los fracasos más graves tuvieron lugar en Madrid, donde el nuevo presidente del gobierno Giral entregó armas a las milicias obreras, y en Barcelona, donde una inusual colaboración de los obreros de la CNT con la Guardia Civil y la Guardia de Asalto abortó la insurrección.

 


Este era el mapa de España el 19 de Julio de 1936





Ir al epígrafe II.a

No hay comentarios:

Publicar un comentario