lunes, 22 de noviembre de 2010

Tema 5. Los Reyes Católicos: la construcción del Estado moderno

I. Unión dinástica: la integración de las coronas de Castilla y Aragón
Creo que la introducción a este tema es tan buena que sobraría cualquier otra cosa que se dijera al respecto... Pero me temo que los  correctores del examen de selectividad, ávidos de corregir folios y folios, no se darían por satisfechos con tan breves, aunque completas líneas, así que...¡al grano!

Conflicto sucesorio y guerra civil

Como muy bien sabeis del tema anterior, Enrique IV había tenido bastantes líos matrimoniales, por aquello de que no lograba tener descendencia; llegando incluso a ser acusado de impotente por su primera esposa, para obtener la nulidad matrimonial.
Esta circunstancia había hecho frotarse las manos a la nobleza, deseosa de recuperar parcelas de poder en la corte, y a los dos hermanastros del rey, Alfonso e Isabel, que podían convertirse en herederos, de no nacer un hijo o una hija del segundo matrimonio del monarca. ¿Me seguís?

Pero hete aquí, que a primeros de 1462 ¡eureka!, la reina da a luz a una niña, a la que se pondrá por nombre Juana, y que se convierte en la legítima heredera al trono, para desgracia de aquellos que habían hecho otros planes. Y aquí comenzó el follón...




Una parte de la nobleza presiona a Enrique IV para que nombre heredero a su hermanastro Alfonso, dejando claro que Juana es bastarda (fruto de los amores de la reina con Beltrán de la Cueva). Enrique acepta y nombra heredero a Alfonso pero poco después se arrepiente y cambia de opinión (¡Ay!, estos monarcas, tan pusilánimes). 
Los nobles llevan a cabo una ceremonia de deposición del rey, "Farsa de Ávila", y proclaman rey al infante Don  Alfonso.





Pero el destino estaba escrito... Alfonso muere y la infanta Isabel hace valer sus derechos al trono, pactando con Enrique su nombramiento como Princesa de Asturias, a cambio de que su hermanastro le eliga marido ("Pacto de los toros de Guisando"). Sin embargo Isabel ya tenía decidido con quien quería casarse, y no era precisamente el candidato elegido por Enrique(¡Pues buena era ella!). 




A sus espaldas había pactado su casamiento con Fernando, heredero de la Corona de Aragón, matrimonio que se celebraría en secreto en Valladolid (casa de los Vivero). El rey se entera, monta en cólera, deshereda a Isabel, nombra  de nuevo heredera a su hija, y va... y se muere... ¡vaya por dios! y ¿qué hace la tita Isabel? pues enterrar a Enrique y ¡proclamarse reina!

La cosa debió ser más o menos así  (echándole imaginación claro)

Primero la boda, el 19 de octubre de 1469

video






En Segovia, deprisa y corriendo y sin la presencia, ni de su marido, ni de la alta nobleza. ¡Les ganó por la mano!.No os podéis imaginar el cabreo que se cogió Fernando, quien soñaba con ocupar  el trono de Castilla, al que se consideraba con derecho por ser un Trastámara, ¡y varon!





Pero Isabel tenía las ideas muy claras, y logró apaciguar a su marido mediante la firma de la "Concordia de Segovia". A partir de este momento Fernando ayudará a su esposa a ganar la guerra civil contra su sobrina Juana, la nobleza que la apoyaba y Portugal. La firma, en 1479, del "Tratado de Alcaçovas" supondrá el reconocimiento del triunfo de Isabel, y la reclusión, de por vida, de la pobre Juana en un convento en Portugal. 





Juana fué la verdadera víctima de toda esta historia: utilizada por su padre como moneda de cambio, instrumentalizada por Alfonso V de Portugal, desplazada de los derechos al trono por su tita Isabel y, enfin, encerrada en un convento, bajo la estrecha vigilancia de la tita para que no importunase su reinado.  ¿Qué os parece ?.

¡Definitivamente novelesco!


Vamos a algo más pragmático, lo pactado en el "Tratado de Alcaçovas". Será muy importante en los años posteriores, sobre todo los acuerdos referentes a la explansión ultramarina.



Unión dinástica

“La monarquía de todas las Españas” (continuación de la entrevista a Julio Valdeón para El Mundo)

P.- A principios del siglo XV, tanto en Castilla como en Aragón gobierna una misma casa, los Trastamara. ¿Podría hablarse de una primera dinastía nacional?

R.- El hecho de que una misma familia ocupe los dos principales reinos es muy importante. Aunque la unión de los herederos de ambos reinos fue una unión dinástica, era también un paso hacia la reconstrucción de la unidad de España. Lo dicen los cronistas de la época. Lo escribe Diego de Valera: «Se va a la monarquía de todas las Españas». Lo dice el obispo de Gerona Joan Margarit: «Se han unido la España Citerior y la Ulterior». También Pedro Mártir de Anglería: «Ya están unidas casi todas las Españas, sólo quedan dos dedillos, Navarra y Portugal». Con los Reyes Católicos se dio un paso más. A partir de entonces, en el extranjero, se utiliza cada vez más la expresión «reyes de España». Aquí no, porque era una unidad por arriba, basada en el poder del rey, pero por la base era una especie de federación, en la que cada reino tenía su moneda, sus aduanas y sus normas jurídicas distintas.

P.- ¿Hemos vuelto a los orígenes?
R.- Sí, con las 17 comunidades autónomas, casi volvemos a los orígenes.







"La unión dinástica logró transformar la variedad de reinos de la España medieval en un cuerpo político con una sola dirección, una sola diplomacia, un solo ejército. Este cuerpo reunía pueblos con lenguas, tradiciones históricas, costumbres e incluso instituciones distintas; cada uno conservaba su autonomía administrativa y se regía conforme a sus propios fueros o leyes; todos ellos estaban unidos por la persona del monarca soberano y los extranjeros no se engañaron: llamaron España a la unión de Castilla y Aragón y reyes de España a sus soberanos a pesar de la titulatura que siempre tuvieron escrúpulo en abandonar. Los Reyes Católicos no crean una España unificada, pero la doble monarquía no es tampoco una simple unión personal. En la Edad Media ya se podía hablar de España como de una realidad geohistórica. Con los Reyes Católicos, España se convierte en ámbito político y toma una forma original que conservará por lo menos hasta principios del siglo XVIII. En la doble monarquía, la preponderancia de Castilla se explica por una economía en pleno desarrollo y por la extensión territorial - un territorio en expansión, ha escrito Pierre Vilar, se une con otro que languidece -, lo cual permite entender mejor el predominio de lo castellano en todos los ámbitos."
(J. Pérez. cervantesvirtual.com)




En la "Concordia de Segovia" dejaron claros los términos del ejercicio del poder de los dos monarcas, muy claros en lo que concierne a Castilla. En Aragón más difíciles, puesto que no reinaban las mujeres y sus fueros e instituciones eran más fuertes.






El lema era, en realidad, "tanto monta" (tanto da), y nada más, pero ya sabéis lo que pasa con el boca a boca, que las cosas se van falseando, y hasta ciertos "historiadores" lo utiliza. Bueno, el caso es que en este documento se establecieron las bases de la monarquía española

Los Reyes Católicos acordaron apare­cer juntos en todas las monedas e inscripciones (primero Fernando, por ser el varón). En los documentos Castilla figuraba siempre en primer lugar, así como  en títulos y escudos. Acor­daron, además, que, en el caso de que Isabel falleciera antes, Fernando nunca sería rey de Castilla, sino que el trono lo ocuparían los hijos de ambos.


También decidieron cuál sería su escudo 


                                                  
 ¡Ojo! no confundir con este otro












Aquí es dejo una interprestación de la iconografía del escudo real




 


Vamos con otro de los cuadritos que tanto os gustan




Así lo cuenta la serie "Isabel"






10 comentarios:

  1. En la primera pregunta del trabajo (conflicto sucesorio)contamos lo que pasó en en la guerra civil y la firma del trataado de Alcaçovas?

    ResponderEliminar
  2. Si se trata de la primera pregunta, conflicto que lleva a Isabel al trono, sí. Debes sintetizar el conflicto:causas, desarrollo y consecuencias. Dentro de las consecuencias lo más importante es el tratado de Alcaçovas.

    ResponderEliminar
  3. Guadalupe! ¿Lo que no terminemos en clase del tema 5 nos lo tenemos que preparar en casa o a la vuelta de navidades lo terminamos? Gracias

    ResponderEliminar
  4. Espero poder explicarlo entre el lunes y el miércoles. Si queda el último epígrafe lo trabajaréis vosotros y aclararemos dudas después.

    ResponderEliminar
  5. Guadalup, ¿por qué pones que expongamos a partir de lo que has subido al blog? no es lo mismo que lo que has explicado en clase y lo que tenemos en los apuntes?, es que a mi lo que has subido al blog solo me sirve de referencia,porque no se como explicarte lo que dicen los historiadores sin sintetizartelo....

    ResponderEliminar
  6. A ver, el trabajo consiste en obtener la información del blog y con ella elaborar las cuestiones ¿de acuerdo?. Los apuntes ya los he elaborado yo, lo que quiero es que trabajéis a partir de otro tipo de información y lo redactéis vosotros. Sólo así se puede aprender a hacer. ¡Ánimo que podéis hacerlo!. Besosssssssssssss

    ResponderEliminar
  7. ¡Guadalupe!
    Para realizar la cuestión de la unión Dinástica, hace falta que expliquemos el Tratado de Alcacovas?
    Gracias!

    ResponderEliminar
  8. Guadalupe, en el Tratado de Alcaçovas, en las Tercerías de Moura, no entiendo por qué pone que Isabel se casa con el infante Alfonso, ¿si Isabesl se casó con Fernando a escondidas no? Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Isabel, hija mayor de los Reyes Católicos, se casará con el infante Alfonso de Portugal, hijo de Alfonso V.

      Eliminar