domingo, 20 de febrero de 2011

Tema 10. La crisis del Antiguo Régimen (1808-1833)

I.- La crisis de la monarquía borbónica. La guerra de la independencia

I.a. La crisis de la monarquía borbónica

El reinado de Carlos IV, iniciado en 1788, quedará marcado por el proceso revolucionario francés y supondrá la culminación de la crisis del A. Régimen en España. Los intentos reformistas de los ilustrados se revelaron insuficientes. La resistencia de los grupos privilegiados a renunciar a sus privilegios reveló la incompatibilidad del sistema con cualquier intento de reforma. Los sucesivgos fracasos en la política exterior provocaron la acentuación de la crisis interna, que culminará con la ocupación de España por las tropas napoleónicas y el estallido de la guerra de la independencia.

 Vayamos por partes:

A. Primero los protagonistas... "La familia de Carlos IV" (Goya)



¡Vaya joyitas!. Ay, si yo os contara... pero no tenemos tiempo.

A la familia real hay que añadir el "favorito" del rey (y, según las malas lenguas, también de la reina): Godoy

Con esta coplilla os haréis una idea de la situación



El tercero en discordia: Napoleón Bonaparte 



Llega a lo más alto del gobierno de Francia tras la marcha atrás en la revolución que supuso la "convención thermidoriana". Se autoproclama dictador y, posteriormente, emperador.
Vive obsesionado por poner a toda Europa bajo la tutela de Francia, convirtiendo a todos los miembros de su familia en reyes y reinas de los territorios ocupados. En su política expansiva se encuentra con la oposición de Gran Bretaña, a la que somete al "bloqueo continental". Es en este contexto en el que España pasa a jugar un papel de peón en el "ajedrez napoleónico", primero en la batalla de Trafalgar, donde Franceses y españoles sufren una severa derrota; después, tras el "Tradado de Fontinebleau", sirviendo de plataforma para la invasión de Portugal, y, sin saberlo, del propio territorio español.












Por último, el invitado de piedra, que terminó convirtiéndose en protagonista, primero como títere al servicio de los intereses del pérfido príncipe de Asturias,Fernando; más tarde como protagonista principal de la resistencia frente al invasor francés: el pueblo español 

Motín de Aranjuez


Levantamiento del 2 de Mayo


B. Después, los hechos... 

Trafalgar

(…)“Con el primer vistazo, por la expresión de las caras y por la ropa, el ojo experto del comandante distingue a los marineros veteranos (que no han querido desertar o, lo más probable, no han podido) de los forzosos  46 de leva: ojos desorbitados, pieles pálidas, bocas abiertas de estupor o de miedo contrastan con las caras curtidas por el sol y el salitre, las manos encallecidas y la expresión resignada de los hombres ya hechos al mar y a la guerra. Al menos, se consuela, un tercio largo de la tripulación es gente fogueada, y la mayor parte de ésta conoce su oficio. O casi. Por desgracia, muchos de los nuevos no vivirán para aprenderlo.

Y sin embargo, piensa el comandante, qué Real Armada tuvimos hasta hace poco: escuelas de navegación, talleres de relojes e instrumentos náuticos, astronómicos y geodésicos, arsenales y astilleros modernos en La Habana, El Ferrol y Cartagena, capaces de construir una fragata en mes y medio. Aún hace seis años, dos después de que nos partieran el morro en San Vicente, poseíamos setenta y nueve navíos de línea, algunos considerados por los ingleses (que ya es considerar, tratándose de esos perros) los mejores del mundo.

Ahora la mitad de esos navíos se pudre en los muelles por falta de recursos, y para tripular los que navegan (y que no hemos entregado todavía a los gabachos), estamos los de siempre: jefes y oficiales mal pagados y escasos de motivaciones, pese a tratarse en muchos casos de astrónomos, matemáticos, ingenieros navales, científicos respetados en toda Europa.” (…). A. Pérez Reverte: Cabo Trafalgar. Ed. Alfaguara (pag. 43-44)
 


Motín de Aranjuez. Godoy ya se olía algo raro...

«Por lo demás, en cuanto a lo interior [Aranjuez], yo confiaba casi otro tanto como el rey en la tranquilidad y la obediencia de sus pueblos, y mas si se les daba previamente el manifiesto. No faltó en tanto quien viniera y me advirtiese que se había notado haber entrado aquella tarde alguna jente forastera, de mal aire en su figura
y en sus modales, manchegos los mas de ella; que a algunos se habia visto conversar de un modo cauteloso  con los palafreneros del infante don Antonio: que otros, pasando por mi puerta, habian jesticulado de una  manera indecorosa, diciendo palabras al oido con risas descompuestas y afectadas; que las mujeres del  mercado parecian inquietas y arriscadas; que se habian visto aquella tarde en los jardines varios grupos de soldados retozar, y  vocear y figurar camorras, sin ningun respeto a aquel lugar, y sin que nadie de la guardia lo estorbase; que se cerraban muchas tiendas, y que el aspecto, en fin, y la reserva que se veía en el pueblo  no anunciaban cosa buena» 
GODOY, Manuel. Memorias críticas y apologéticas para la historia del Reinado del Señor D. Carlos IVde Borbón. p. 39.40




Abdicaciones de Bayona. La venta de un trono, la humillación de una nación...

"Mi venerado padre y señor: Para dar a Vuestra Majestad una prueba de mi amor, de mi obediencia y de mi sumisión, y para acceder a los deseos que Vuestra Majestad me ha manifestado reiteradas veces, renuncio mi corona en favor de Vuestra Majestad, deseando que Vuestra Majestad pueda gozarla por muchos años. Recomiendo a Vuestra Majestad las personas que me han servido desde el 19 de marzo.

Su Majestad el rey Carlos, que no ha tenido en toda su vida otra mira que la felicidad de sus vasallos, constante en la idea de que todos los actos de un soberano deben únicamente dirigirse a este fin [...] ha resuelto ceder, como cede por el presente, todos sus derechos al trono de España y de las Indias a Su Majestad el emperador Napoleón, como el único que, en el estado a que han llegado las cosas, puede restablecer el orden; entendiéndose que dicha cesión sólo ha de tener efecto para hacer gozar a sus vasallos de las condiciones siguientes:
1º. La integridad del reino será mantenida: el príncipe que el emperador Napoleón juzgue debe colocar en el trono de España será independiente y los límites de la España no sufrirán alteración alguna.
2º. La religión católica, apostólica y romana será la única en España. No se tolerará en su territorio religión alguna reformada y mucho menos infiel, según el uso establecido actualmente."        Fragmento del documento de la doble abdicación (5 de Mayo de 1808)




"Según los indicios, Napoleón estima favorable para sus planes el momento actual. Está seguro de que los  españoles, hartos de Inquisición, curas y mal gobierno, empujados por compatriotas ilustrados que tienen  puestos los ojos en Francia, se lanzarán a sus brazos, o a los de una nueva dinastía que abra puertas a la  razón y al progreso.
Pero, aparte conversaciones mantenidas con algunos oficiales y personajes locales inclinados a las ideas francesas —afrancesados los llaman aquí, y no precisamente para ensalzarlos—, a medida que las tropasimperiales bajan desde los Pirineos adentrándose en el país, con el pretexto de ayudar a España contra Inglaterra en Portugal y Andalucía, lo que Marcellin Marbot ve en los ojos de la gente no es anhelo de un futuro mejor, sino rencor y desconfianza."   A. Pérez Reverte: Un día de cólera. Ed. Alfaguara (p. 17-18)

Levantamiento del 2 de Mayo

«Lo mismo que la generosidad de este pueblo hacia los extranjeros no tiene límites, su venganza es terrible
cuando se le traiciona.». El último Abencerraje. Vizconde Chateaubriand ( citado por A. Pérez Reverte: Un día de cólera. p. 7)



El mismo suceso, pintado por Francisco de Goya

La carga de los mamelucos























... y la respuesta de Murat, implacable

Los fusilamientos del 3 de Mayo























I.b. La guerra de la Independencia

El origen de la Guerra de la independencia puede situarse en 1807 cuando España y Francia firman el Tratado de Fontinebleau, por el que España dejaba su territorio para el paso de las tropas francesas que debían ocupar Portugal. La propuesta era la ocupación del país vecino y su división en tres partes, una de las cuales sea para el propio Godoy. Producida la ocupación, el reparto no se produjo y una parte importante de las tropas francesas se habían situado estratégicamente en España, acantonándose en ciudades como Burgos, Salamanca, S. Sebastián, Pamplona y Barcelona
El pueblo de Madrid, que desconocía estos hechos (el acuerdo entre Napoleón, Carlos Iv y Fernando VII), y ante lo que consideraban un secuestro de su rey, se levantó contra las tropas francesas acantonadas en la capital: era el levantamiento del 2 de Mayo. Murat dio órdenes de disparar produciéndose numerosas muertes y detenciones. Más de un centenar de personas fueron fusiladas en El Pardo aquella noche, en cumplimiento del bando publicado por Murat.
Ese mismo día el alcalde de Móstoles hizo público un bando declarando la guerra a Francia y llamando a la población a sublevarse, ante la apatía de las autoridades que, o bien se escondieron o acataron el poder francés. A mediados de mayo casi todas las ciudades españolas se habían sublevado.



Las etapas del conflicto


Aunque Napoleón no se lo podía creer, los españoles le derrotan en Bailén. ¡Será posible!



 Cádiz fue la única ciudad que no cayó en manos de los franceses. Una coplilla popular hablaba del valor de las mujeres gaditanas frente a las bombas del francés... ¡puro heavy metal!



Los horrores de la guerra quedarán reflejados para la posteridad en la serie de grabados "los desastres", un manifiesto eterno contra la barbarie.


Y los héroes, tantas veces olvidados. ¡Ojo al dato! hay dos mujeres ( y alguna más que no encontré)




La guerra toca a su fin, con la ayuda de Gran Bretaña





Ir al epígrafe II

4 comentarios:

  1. La batalla de trafalgar es por el segund trato d san ildefonso o es por otro??

    ResponderEliminar
  2. Forma parte del acuerdo de colaboración con Francia tras el 2º Tratado, para colaborar con el bloqueo continental ordenado por Napoleón.
    Perdona el retraso

    ResponderEliminar
  3. una dudita....

    antes de que las cortes españolas de 1789 fueran disueltas.. se aprobo la ley salica no? pero no llego a ponerse en vigor o como? para que luego hubiese ese problema de sucesion

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se aprobó. Las Cortes fueron disueltas antes de que se aprobara

      Eliminar