lunes, 29 de noviembre de 2010

Tema 5. Los Reyes Católicos: la construcción del Estado moderno

V. Epílogo:  controversia sobre la locura de una reina. "Juana la loca" (V. Aranda)
El cine histórico es una buena herramienta para recrear algunos hechos, siempre y cuando tengamos en cuenta que es cine, y por tanto, con los registros propios de un lenguaje que no tiene por qué atenerse literalmente a los hechos históricos. Vamos a ilustrar este apartado con fragmentos de la película "Juana la loca" de Vicente Aranda. He escogidos aquellos que son más ajustados a los hechos históricos, pero no olvidéis que es cine, no una clase de Historia.

Juana de Aragón y Castilla es la tercera hija de los Reyes Católicos, que , en virtud de la política matrimonial diseñada por sus padres, se casa con Felipe de Borgoña, hijo del Archiduque de Austria y emperador de Alemania, Maximiliano, y de su esposa María de Borgoña. Es una unión llamada a cerrar el círculo sobre Francia y a garantizar la hegemonía europea, puesto que se hermano Juan había casado con la hermana de Felipe, Margarita de Austria.

Los matrimonios, sobre todo de las hijas, servían para sellar paces, arreglar entuertos o diseñar una política de futuro. Este es el caso del matromonio de Juana, casada con el archiduque Felipe, llamado el hermoso, con tan sólo 16 años. Las razones de estado se las deja claras su madre en su despedida... el amor apasionado vendrá después.




La muerte de su madre y la infidelidad de su esposo, del que estaba profundamente enamorada, la colocan en una situación psicológica muy delicada.





A pesar de todo, Juana y Felipe son proclamados reyes de Castilla en las Cortes de Valladolid , en Junio de 1506, estableciendo la corte en Burgos, donde Felipe (apoyado por la nobleza castellana) y Fernando conspiran, cada uno por su lado y juntos, para apartar a Juana del gobierno. (el video tiene un error, no son proclamados en Septiembre, ya que en ese mes muere Felipe).




El rey consorte, apoyado por importantes miembros de la nobleza, consigue del Consejo Real la inhabilitación de Juana y la autorización para que sea recluída en un convento. 





Estos hechos y la repentina muerte de su esposo la sumen en una profunda depresión que la lleva al delirio y la locura. Se niega a enterrar el cadáver de su esposo, al que traslada por los campos de Castilla, durante ocho meses, y al que vela  durante años. Su padre Fernando la recluye en Tordesillas, donde morirá en 1555, sin haber dejado de ser reina de Castilla, de Aragón y de Navarra, ya que las Cortes nunca la destituyeron.






Fijando ideas 5

2 comentarios:

  1. Guadalupe, te has equivocado en el 2º párrafo, has puesto Felipe de Borgoña, hijo del Archiduque de Austria y ENPERADOR...
    No es muy relevante pero es para que veas que si que lo leemos jajaja

    ResponderEliminar
  2. Sí es relevante porque además de errata es una falta de ortografía. Gracias por la advertencia, esto me pasa por escribir deprisa y no mirar a la pantalla.
    Gracias también por leer...Abrazosss

    ResponderEliminar